Triple balance

Toda iniciativa humana, sea o no de carácter mercantil, tiene un triple impacto: social, económico y ecológico. Un impacto puede ser positivo o negativo; en ambos casos, medible. Dicha medición es reflejo de las pérdidas o ganancias, en definitiva, beneficios, no solo económicos sino también sociales y ecológicos. Existen herramientas que permiten plasmar de forma visual los resultados de nuestro proyecto para tomar decisiones estratégicas balanceadas en las tres perspectivas, configurando lo que denominamos un Modelo de Gestión Triple Balance.