Archivo profundo

Lo que uno ha visto y oído; lo que uno ha leído, creído, disfrutado, sufrido; lo que uno ha vivido. Sus recuerdos, sus anhelos, sus frustraciones y sus valores. Todo eso que está ahí –en el corazón y en la cabeza, también en las entrañas, que condiciona indisolublemente tu proyecto empresarial, condiciona de forma directa tu cultura corporativa y asoma por todos lados cuando proyectas tu imagen.