Caldo de madre

IED Workshop Opening Design Courses 2016

Primero de todo quiero dar las gracias a Nando Abril por haber confiado en Mejor para aportar en el diseño y en la facilitación de los talleres de la apertura del curso. También dar las gracias al IED, en la personas de Iciar Thomas y Carlos xxx, por su apuesta por el Rock&Roll.

DÍA 1.
EL MARCO
El Aula Magna de la sede del IED de la calle Larra: 180 alumnos con lo ojos abiertos como platos en su primer día de escuela, Nando Abril como jefe operaciones, 4 maravillosos ayudantes del IED, un servidor como escudero del jefe de operaciones y un cargamento de gominolas.

LA CONFERENCIA
Todo empezó con Nando ganándose la confianza de la concurrencia. Un maestro en el arte de conectar con las alumnas (esta entrada será en femenino, dominaba su presencia por 5 a 1). Una presentación sencilla, deliciosamente preparada. Conceptos claros y material divertidamente divulgativo. Tanto fue así que a los 10 minutos de comenzar habían tomada la palabra, al menos, media docena de asistentes. Primer objetivo cumplido: participación. Sería una constante a lo largo de los dos días. Las estudiantes tienen que sentir confianza para intervenir en debates que enriquezcan a todos.

Y como es bien sabido que la mejor forma de aprender es emocionando, al término de la presentación  apareció Kahoot.it. El alboroto general estaba asegurado. Y la interacción entre la audiencia también. Kahoot es una simpática aplicación que lanzó 11 preguntas preparadas sobre el contenido de la presentación. Las chicas tenían que elegir desde su móvil cuál era la respuesta correcta. El proyector mostraba quién encabezaba la contienda a cada respuesta. Apenas quedaba una fina capa de hielo por derribar entre las alumnas.

LOS SUEÑOS
A la vuelta de un breve descanso y establecidos 17 grupos lo más multidisciplinares posibles planteamos a las chicas un ejercicio, individual primero, para que identificaran sus sueños y preocupaciones como estudiantes de diseño para después ponerlos en común con las compañeras que componían sus mesas. La interacción entre alumnas de distintas disciplinas empezaba a surgir. El ambiente se empezaba a calentar.
A las escuelas se debe ir a soñar y a trabajar por esos sueños. El IED les brinda ese marco los próximos 4 años, para formarse como personas y como diseñadores. En el camino hacia sus sueños.

¿Sus sueños? Éxito, prestigio, dinero para facilitar la vida…pero los sueños más recurrentes pidieron que sus futuros trabajos les alimenten el alma cada día.Todos los días. Avisados quedan empleadores de futuras generaciones.

DÍA 2.
COSER Y CANTAR
9:30 de la mañana. Nuevamente puntualidad británica. La tarde anterior habían trabajado en unos vídeos recopilatorios de los sueños de los grupos. Muchos de ellos de hermosa factura. Las tareas de equipo estaban realizando sus conexiones. Rápidamente nos dimos cuenta de que el ambiente general estaba a un nivel superior. Quedó totalmente patente al desarrollar la última actividad colectiva: construir su frankenweenie de la ciudad de Madrid desde las distintas disciplinas del diseño presentes: moda, visual, producto e interiores.

Aunque lo que menos nos importaba eran los resultados que iban a obtener. Lo realmente importante era ver cómo hacían y ver lo que allí estaba sucediendo: la energía que tienen y que trasmiten; los sentidos alerta a cada explicación, haciendo y co-creando sin remedio; diseñando por vocación. Convencidas de su elección, de estar en su elemento.